martes, 26 de enero de 2010

Lanzamiento pero no

En una sencilla ceremonia realizada a mediados de diciembre en el Centro Cultural de España se lanzó el libro con las historietas premiadas en el concurso "Historietas J. C. Onetti". O no.

Los responsables del área de Letras de la División de Cultura del MEC agradecieron a todos quienes participaron y colaboraron con la edición. El Director de Cultura, Hugo Achugar, resaltó la cercanía entre el escritor y la historieta, como uno más de los géneros masivos y populares de mediados del siglo XX. Aunque no hay manera de saberlo con certeza, afirmó que Onetti, al igual que toda su generación, era consumidor de las historietas de Mandrake, o las de Tarzán en el suplemento sepia de El Día, así como de la producción de Disney.

Dicho ésto, se entregaron los diplomas a los ganadores, acompañados de un (1) ejemplar del libro a cada uno. Y eso fue todo. Los escasos ejemplares que habían sido dispuestos sobre una mesita cual sandwiches en una bandeja volaron con rapidez.

No se informó dónde iba a estar disponible el libro. Yo, que había prometido a todos mis amigos y familiares un ejemplar, tuve que manotear uno de la mesita para por lo menos tener dos. Al preguntarle a la gente del MEC obtuve la respuesta tan temida: sólo se habían impreso unos pocos ejemplares por exigencia de la agencia literaria de Onetti. El libro estaría disponible en los centros MEC, para lectura en sala, pero no se pondría a la venta. Y todo esto por el lapso de un año.

Comprendo que el Ministerio y la División de Cultura no tienen la culpa. De hecho, de no ser por la mediación del CCE, quizás nunca se habría convocado al concurso. Su esfuerzo ha sido meritorio, pero se han dado contra un muro de negativas por parte de los herederos de Onetti.

Es una paradoja que el Año de Onetti se cierre con una muestra del poder que tienen las agencias literarias para evitar cualquier difusión de su obra que no les produzca un rédito económico. Un poder que supera al Ministerio de Educación y Cultura del país donde nació - y donde no quiso morir - el escritor.

Era mi intención publicar en este blog las páginas de mi adaptación de Matías el Telegrafista. Cometí el error de preguntar y, previa consulta a los abogados, se me informó que no tenía autorización para difundirla por otro medio que no fuera el libro. Nunca.

Así que, para terminar esta nota con un toque positivo, les voy a dejar el enlace a la página donde están todos los escritos de Onetti online. Para que no tengan que comprarse la edición de lujo que salió en España con motivo del Año Onetti.

http://www.onetti.net/es/home

1 comentario:

  1. no creo que hagan un juicio por difundir tu propio trabajo.

    ResponderEliminar